martes, febrero 14, 2006

 

Simancas amenaza con revisar los conciertos educativos si gana las elecciones en 2007. La razón digital

líder del PSOE madrileño anunció también que anulará las ayudas económicas a los colegios con educación diferenciada, es decir, que separen a niños y niñas. La Comunidad recuerda la constitucionalidad de estos centrosF. Sotorrío
Simancas ya planeó revisar los conciertos educativos antes del «Tamayazo», cuando dio Educación a IU. En la imagen, con Ruth Porta Madrid- En la Comunidad de Madrid hay 2.849 centros educativos no universitarios que imparten enseñanzas de Infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional o Bachillerato. Del total de centros educativos, 1.565 son públicos, 498 son concertados -reciben dinero por parte de la administración para que tenga un número determinado de plazas pública- y 786 son privados, según precisaron fuentes de la Consejería de Educación. En la actualidad existen cuatro colegios concertados que tienen educación diferenciada, es decir que segregan a los alumnos por su sexo son el Senara, en Moratalaz; Los Tilos, en Chamartín; Cajamar, en Puente de Vallecas -aunque tiene FP mixto- y Fuenllana en el distrito de Tetuán. Curiosamente, en la enseñanza privada existe el mismo número de centros educativos que que utilizan este sistema. Los centros concertados que tienen educación diferenciada se aprobaron en 1986, durante el Gobierno del socialista Joaquín Leguina. En realidad, aprobó la concertación de cinco pero uno de ellos pasó a ser privado en 1998. En total, el porcentaje de alumnos que estudian en educación diferenciada no supera el 0,3% del total. El consejero de Educación, Luis Peral, se agarra al artículo 27 de la Constitución, que «garantiza la libre elección de los padres para sus hijos».
Pozuelo de Alarcón- Con la vista puesta en las elecciones de 2007, el portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Rafael Simancas, se reunió ayer con algunos padres que forman la Plataforma por la Educación Pública de Pozuelo. Simancas se mostró inflexible ante el caso del colegio Monte Tabor (de la Fundación Tiempos Nuevos), adjudicatario de una parcela municipal en la zona de Arroyo Meaques, donde se va a construir un centro concertado que separará a los niños y las niñas de 10 a 14 años, en horas lectivas, aunque no durante el recreo, y en el que, según dice Simancas, piden un «donativo voluntario» de 1.750 euros a los padres como ayuda para construir las instalaciones. Sólo enseñanza pública. Tras el encuentro, Simancas anunció su intención de proponer una nueva política de educación para la región, donde no se den casos como éste, y en el que se va a priorizar la revitalización de la enseñanza pública y se revisará la política de conciertos. «No se trata de un he hecho aislado en la Comunidad de Madrid, porque el Gobierno regional está haciendo retroceder la educación a los tiempo más negros del franquismo, promoviendo una enseñanza confesional, donde se segregan los niños de las niñas. A nuestro juicio, un ideario que habla de la posibilidad de curar la homosexualidad y donde se promueve la existencia de cruzados, capaces de morir por Jesucristo, no es para que se convierta en un colegio concertado», aseguró Simancas. Las palabras del líder socialista encerraban su intención de revisar los conciertos educativos para suprimir aquellos que, a su juicio, vulneren las leyes, en el caso de conseguir la Presidencia de la Comunidad de Madrid, en las elecciones de 2007. Para ello, anunció cuatro medidas: «Vamos a mirar e incluso a retirar, los conciertos, a aquellos colegios que vulneren los principios constitucionales, como por ejemplo, la separación por sexos en las aulas»; «revisaremos los conciertos educativos que vulneren la Ley reclamando a las familias el pago de cantidades, de manera explícita o encubierta, para reservar plaza. En los centros sostenidos con dinero público no se puede exigir a las familias el pago de estas sumas. El gobierno regional tiene que actuar en este caso»; «vamos a respaldar con una ampliación de recursos, a aquellos centros concertados que se comprometan con el gobierno regional a mejorar sus servicios. En relación por ejemplo, a los niños con necesidades educativas especiales»; y, por último, se comprometió a promover la equiparación progresiva de las condiciones laborales que disfrutan los profesores en la enseñanza concertada con los de la pública». El portavoz del PSOE recordó, además, el compromiso electoral del Ayuntamiento de Pozuelo de construir un colegio y un instituto público, en el barrio donde se levantará el colegio Monte Tabor. Ante este hecho, algunos vecinos han denunciado la vulnerabilidad de su derecho a la libre elección de un colegio y la imposibilidad de elegir el tipo de enseñanza para sus hijos, ya que el centro público más cercano, dista unos siete kilómetros de distancia. Además, la portavoz municipal localista, Eva Izquierdo, expuso que el Ayuntamiento ha eximido a la Fundación Tiempo Nuevos de pagar hasta un 95 por ciento de los impuestos de construcción y le ha dado la posibilidad de hipotecar el centro, a pesar de estar construido en suelo público. En respuesta a tales acusaciones, el alcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda, contestó que en la zona de Arroyo Meaques hay suelo reservado para construir los centros públicos prometidos. «De momento, tenemos 550 plazas distribuidas por distintos colegios públicos que no se han cubierto. Cuando haya la demanda suficiente, la consejería de Educación decidirá las fechas para realizar nuevos centros», explicó el alcalde. En cuanto al tema de los impuestos, el concejal de Urbanismo, Roberto Fernández, aclaró que la ordenanza municipal permite la posibilidad de exención de impuestos, «siempre y cuando se trate de una institución con interés social para el Ayuntamiento». Un portavoz del colegio Monte Tabor aclaró a la salida de la rueda de prensa de Simancas que la admisión de alumnos no está ligada a ningún donativo, sino que la Fundación reclama dinero de forma voluntaria, como contribución al presupuesto de las obras. Aseguró además que el dinero se devuelve de forma íntegra a los padres, siempre y cuando lo reclamen, y si consiguen o no la plaza escolar. Vanguardia pedagógica. También defendió que no se trata de dar una educación segregadora, sino de un colegio mixto separado, desde los 10 años hasta los 14 años, porque «la educación diferenciada está en la vanguardia de la investigación pedagógica en muchos países europeos y en EE UU, y avalado por prestigiosos profesionales del mundo educativo». Por su parte, el consejero de Educación, Luis Peral, dijo ayer que el portavoz socialista, Rafael Simancas, ha reiniciado la «senda de la radicalidad» con sus declaraciones sobre los conciertos educativos y negó que la separación de niños y niñas vulnere la Constitución. En declaraciones a Efe, el consejero aseguró que aunque no es un defensor de la educación diferenciada, «de hecho -puntualizó- a la hora de elegir para mis hijos he elegido la educación mixta», su obligación es garantizar el derecho de los padres a la libertad de elección. «Los que defendemos la libertad de elección de los padres debemos hacerlo con especial énfasis cuando los padres quieren algo distinto de lo que nosotros pensamos», añadió. El 0,5% de los escolares. Para Peral, en cualquier caso las palabras de Simancas son «un rasgarse de vestiduras injustificado» porque los alumnos que están en educación diferenciada representan el 0,5 por ciento de los escolarizados. Recordó además que los gobiernos socialistas concertaron desde el 86 cinco colegios con educación diferenciada y lamentó que Simancas «se aparte del buen sentido que inspiró» a aquellos gobiernos. El consejero aconsejó al líder socialista que revise las sentencias sobre este mismo asunto del TSJ de Castilla-La Mancha y de la Audiencia de Asturias, que «dejó claro que siempre que se ofrezcan plazas suficientes en educación mixta no hay vulneración en implantar la educación diferenciada». Madrid- En la Comunidad de Madrid hay 2.849 centros educativos no universitarios que imparten enseñanzas de Infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional o Bachillerato. Del total de centros educativos, 1.565 son públicos, 498 son concertados -reciben dinero por parte de la administración para que tenga un número determinado de plazas pública- y 786 son privados, según precisaron fuentes de la Consejería de Educación. En la actualidad existen cuatro colegios concertados que tienen educación diferenciada, es decir que segregan a los alumnos por su sexo son el Senara, en Moratalaz; Los Tilos, en Chamartín; Cajamar, en Puente de Vallecas -aunque tiene FP mixto- y Fuenllana en el distrito de Tetuán. Curiosamente, en la enseñanza privada existe el mismo número de centros educativos que que utilizan este sistema. Los centros concertados que tienen educación diferenciada se aprobaron en 1986, durante el Gobierno del socialista Joaquín Leguina. En realidad, aprobó la concertación de cinco pero uno de ellos pasó a ser privado en 1998. En total, el porcentaje de alumnos que estudian en educación diferenciada no supera el 0,3% del total. El consejero de Educación, Luis Peral, se agarra al artículo 27 de la Constitución, que «garantiza la libre elección de los padres para sus hijos».

 

Simancas anuncia que retirará las ayudas a los colegios que separen por sexos

Simancas anuncia que retirará las ayudas a los colegios que separen por sexos

ESTHER SÁNCHEZ
14 febrero 2006
El País - Madrid
Madrid
El PSOE critica a un centro concertado de Pozuelo que pide 1.750 euros por alumno

Madrid

Rafael Simancas, portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, anunció ayer que "revisará e incluso retirará" los conciertos a colegios que vulneren principios constitucionales si gana las próximas elecciones. El dirigente socialista indicó que uno de los casos en los que no se respeta el artículo 14 de la Constitución es en el centro concertado Monte Tabor, que tiene previsto segregar a los alumnos por sexos, y que además pide un donativo de 1.750 euros cuando los padres solicitan plaza. El colegio está en construcción en Pozuelo, localidad gobernada por el PP.

De "auténtico chollo" calificó ayer Simancas la adjudicación de 11.800 metros cuadrados de terreno público por 75 años a la fundación educativa católica Tiempos Más Nuevos para levantar un colegio concertado en Pozuelo. Como contraprestación, el centro deberá entregar un canon anual al Ayuntamiento de 85.000 euros. "Casi les regalan el terreno y ahora les eximen de pagar unos 200.000 de impuestos municipales. Esto es impresentable en un Estado de derecho", espetó Simancas.

El PSOE asegura que el trato a favor de la fundación continúa, porque el Ayuntamiento les ha eximido del pago del impuesto de construcción y obras (ICIO) y de la licencia de obras. "Nada menos que unos 200.000 euros", confirmó la portavoz socialista de Pozuelo, Eva Izquierdo. "En la fundación reconocen que les faltan 300.000 euros para levantar el edificio. Si no tenían solvencia económica, ¿por qué se les adjudicó el suelo?", se preguntó Izquierdo.

El alcalde de la localidad, Jesús Sepúlveda, aclaró que las ordenanzas municipales permiten la deducción de dichas cantidades al tratarse de una obra de interés social. "Y cumplen ese requisito, porque lo que más se demandan son plazas en colegios concertados. Los colegios públicos no están llenos", aseguró.

1.750 euros por niño

Simancas criticó con dureza que los responsables del centro pidan a los padres que acuden a solicitar plaza un donativo de 1.750 euros por el primer niño, 1.250 por el segundo y 500 por el tercero. El comprobante del ingreso se grapa a la solicitud. "No tienen bastante con el regalo del terreno, y están vendiendo las plazas", sostienen los socialistas.

Sin embargo, desde la fundación mantienen que ese importe no asegura la obtención de una plaza, y que se devolverá inmediatamente a los no admitidos. El consejero de Educación, Luis Peral, insistió en que el colegio está en su derecho de pedir donativos, pero "no puede utilizar esa excusa para influir en el baremo de admisión".

Peral sostiene que los colegios que separan a los estudiantes en las clases en virtud del sexo sólo suponen el 0,5% del total de alumnos de la región. "Los que defendemos la libertad de elección la debemos defender especialmente frente a opiniones de padres que no coinciden con las nuestras, y esto vale tanto para educación diferenciada [por sexos] como para educación laica", mantiene el consejero.

Simancas recordó, sin embargo, que el ideario de la fundación Tiempos más Nuevos presenta multitud de sombras. "Segrega a niños de niñas, hablan de curar la homosexualidad, de cruzadas, de formar a ciudadanos que sean capaces de morir por Jesucristo, piden un donativo de 1.750 euros para entrar en el colegio... ¿Es esto libertad de elección? Esperanza Aguirre y el consejero Peral están haciendo retroceder la enseñanza a los tiempos más negros del franquismo", afirmó.

Los padres de niños que residen en Arroyo Meaques agrupados en la Plataforma por la Escuela Pública de Pozuelo de Alarcón acusan al Partido Popular de incumplir su programa electoral. Bajo el lema Tu futuro, nuestro compromiso, el PP anunciaba en las pasadas elecciones municipales la construcción de un colegio y un instituto público en Arroyo Meaques. En 2004 el Ayuntamiento firmó un convenio con la Comunidad para ejecutar dichas infraestructuras.

La portavoz de la Plataforma, Pilar López, se queja de que "ni el colegio ni el instituto llegan". "Por eso exigimos que cumplan lo convenido, porque el proyecto educativo de Monte Tabor nos parece anticonstitucional, sectario y homófobo", prosigue. "Además, no tenemos ningún colegio público cercano". La plataforma ha reunido 2.000 firmas.

El alcalde replica que el terreno para ambos centros sigue reservado. "Pero la edificación es competencia del Gobierno regional. Es la Comunidad la que decide el inicio de las obras", dice. Sepúlveda mantiene que en el momento en el que la plataforma le haga llegar las firmas, las remitirá a la Comunidad.

En el texto de la futura Ley de Educación (LOE) que se está tramitando en las Cortes se impide que los colegios puedan discriminar a los estudiantes por su sexo.

domingo, febrero 12, 2006

 

NOTA DE PRENSA FEBRERO

PLATAFORMA POR LA ESCUELA PÚBLICA DE POZUELO


Exigimos el cumplimiento del Convenio Educativo firmado por los gobiernos regional y municipal en el año 2003, mediante el cual se comprometieron a construir, en los terrenos dotacionales previstos, dos centros públicos en Arroyo Meaques: uno de enseñanza primaria y otro de enseñanza secundaria. Además, fue una promesa electoral del PP en las últimas elecciones municipales.

Manifestamos nuestro rechazo a la cesión de suelo público a la Fundación Tiempos más Nuevos, así como la autorización a la misma por parte del Ayuntamiento de Pozuelo de hipotecar este suelo para la construcción del colegio Monte Tabor.

Exigimos la paralización del concierto del colegio Monte Tabor, porque:

Incumple el principio de gratuidad de la enseñanza pública al solicitar donaciones (1.750 euros) a los padres que quieren matricular a sus hijos y pedir una mensualidad de 240 euros mensuales. Ya de entrada, esta es una manera de discriminar por la situación económica de la unidad familiar.

No cumple con los principios educativos constitucionales, ya que su proyecto educativo fomenta la segregación por sexos en sus aulas, así como la homofobia, cuando la ley del derecho a la educación dice que “la actividad educativa tiene como fin el pleno desarrollo de la personalidad humana y el respecto a los derechos y libertades fundamentales”

Aplican métodos pedagógicos de enseñanza arcaicos (la educación diferenciada se impartía en el franquismo), ya que es la coeducación la única que fomenta los valores de igualdad entre hombres y mujeres en una sociedad democrática. Se trata de educar para la convivencia, y el ideario de la enseñanza pública es hacer profesionales y ciudadanos libres.

Manifestamos nuestro malestar con los dirigentes del Gobierno de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de Pozuelo, ya que vulneran nuestro derecho de elección y lo manipulan, ofertando únicamente un centro escolar de ideología ultraconservadora, sectario, elitista, segregador y con un proyecto educativo inconstitucional. Ya hemos demostrado, mediante miles de firmas con nombres y DNI, no a través de Internet, que la demanda de escuela pública y gratuita en la zona es un hecho real. En la actualidad nuestros hijos tienen que desplazarse todos los días varios kilómetros para ir a sus colegios.

Pensamos que la construcción de este centro no resuelve en absoluto el problema de plazas escolares públicas en la zona, ya que estudiarán sólo alumnos que compartan el ideario del centro y que puedan abonar la donación que se pide por alumno.

Pedimos a los poderes públicos que defiendan los intereses de los ciudadanos y no de las empresas privadas confesionales, entregando suelo público y recursos públicos pagados por todos para la construcción de un centro privado elitista.

Exigimos que los poderes públicos, y en concreto el Ministerio de Educación, “inspeccionen y homologuen el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de la ley”, tal como dice el Art.27.8 de la Constitución, y que aquellos centros que quieran recibir fondos públicos se acojan a principios constitucionales.

Queremos dejar claro, ante aquellos que nos acusan de estar manipulados o dirigidos por ciertos partidos políticos, que no nos mueve ningún interés o afán político. No somos marionetas de nadie, sólo deseamos una educación pública, de calidad y gratuita para nuestros hijos.



Portavoz Plataforma por la Escuela Pública
Pozuelo de Alarcón

jueves, febrero 09, 2006

 

Un gran donativo para el 'cole'

EL MUNDO , 06.02.2006

MADRID

Madrid. Educación. Centenares de familias de Pozuelo denuncian que el Ayuntamiento ha paralizado la construcción de un centro público, pero ha autorizado uno concertado que pide a los padres un préstamo de 1.750 euros para financiar su construcción

FERNANDO ESCUDERO
6 febrero 2006

Un gran donativo para el 'cole'

Educación. Centenares de familias de Pozuelo denuncian que el Ayuntamiento ha paralizado la construcción de un centro público, pero ha autorizado uno concertado que pide a los padres un préstamo de 1.750 euros para financiar su construcción

Hace dos meses, Isabel López se acercó a la caseta de información que había junto al solar donde grúas y máquinas operaban a destajo.En la puerta, «Colegio Monte Tabor», un horario de atención a los interesados y un número de teléfono móvil. Nada más entrar en el cubículo observó, a su derecha, una mesa repleta de libros de temática religiosa. Al fondo, una amable señorita, dispuesta a informar a esta futura madre de alumno y posible cliente sobre la disponibilidad de plazas y las preceptivas solicitudes.

Isabel simplemente quería comprobar in situ lo que le habían contado infinidad de vecinos de Arroyo Meaques: que el primer y único centro educativo con el que va a contar este joven barrio de Pozuelo de Alarcón, además de ser concertado, cuenta con unos propietarios -la fundación Tiempos Más Nuevos- dispuestos a pasar el cepillo entre los peticionarios de pupitre para financiar los ladrillos que albergarían la formación de sus retoños.

«Esta organización ultracatólica, además de los 240 euros mensuales por la plaza, pide a las familias que aspiran a obtenerla un donativo de 1.750 euros por el primer hijo y 1.250 por el segundo», aseguró Isabel López, que se ha convertido en la portavoz de centenares de familias muy descontentas con la gestión educativa de su Ayuntamiento, en manos de los populares.

Los afectados, al igual que el PSOE, denuncian que el origen de este problema está en el «incumplimiento» de una promesa electoral que el PP realizó en la campaña para las elecciones autonómicas y municipales del año 2003.

Isabel aún conserva el folleto donde la candidatura del PP rezaba lo siguiente: «nos comprometemos a construir dos colegios públicos de infantil y primaria en Arroyo Meaques y Zona Hipercor».

El compromiso fue cumplido a medias, según Isabel López: «construyeron el centro cercano al Hipercor, pero no el de Arroyo Meaques donde vivimos ya unas 20.000 personas, muchas de ellas partidarias de educar a sus hijos en la escuela pública. Lo más grave es que la paralización del proyecto se produjo en 2004 después de que el Consistorio y la Comunidad de Madrid firmaran el convenio de cesión de suelo».

.

«Es un préstamo»

.

Un año después, los vecinos de Arroyo Meaques se encontraron con que el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón había cedido suelo en ese mismo barrio a Tiempos Más Nuevos para construir un colegio concertado para Enseñanza Primaria y Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), que con toda probabilidad, iniciará las clases el próximo curso escolar.

La «promesa rota» del PP no es lo único que ha soliviantado a los padres afectados, sino también el hecho de que los propietarios estén pidiendo donativos de 1.750 euros para ayudar a pagar la construcción del centro.

Gabriel Cortina, portavoz de la Fundación Tiempos Más Nuevos señaló a este periódico que el dinero solicitado «es un préstamo que se devolverá a los padres», y garantizó que el hecho de que las familias aporten o no dichas cantidades «influirá en la adjudicación de plaza escolar». Una postura que fue refrendada el pasado jueves por el consejero de Educación, Luis Peral, cuando fue interpelado sobre este asunto por un parlamentario de IU.

Por su parte, María Jesús Castillo, concejal de Educación de Pozuelo, justificó la paralización de la construcción del centro público prometido para Arroyo Meaques, «por el exceso de plazas en centros públicos del municipio» y porque, «el 90% de los padres nos solicitan colegios concertados. Hacemos lo que nos piden, a diferencia del PSOE, que niega a los padres del municipio el derecho constitucional a dar a sus hijos el tipo de educación que quieren».

.

APOYO

EL «DIFERENTE DESARROLLO» DE NIÑOS Y NIÑAS

Además del hecho de que les pidan un 'donativo-préstamo' de 1.750 euros para financiar la construcción del centro, lo que más solivianta a los vecinos de Arroyo Meaques es el sistema educativo que la Fundación Tiempos Más Nuevos, calificada de «organización ultracatólica», va a aplicar en el colegio Monte Tabor -el primero que abre la entidad en España- separando a niños y niñas a partir de los 10 años. Este extremo fue admitido por Gabriel Cortina, portavoz de Tiempos Más Nuevos. Cortina justificó que la separación, que se aplica a los alumnos de entre 10 y 14 años, «no obedece a razones morales ni religiosas, sino estrictamente educativas y docentes. Se demuestra en los resultados académicos de niños y niñas, en que los resultados son mucho mejores».

La Fundación Tiempos Más Nuevos pretende aplicar en el Monte Tabor la filosofía Schönstattiana -de origen alemán- de excelencia educativa, en la que se contempla la separación «teniendo en cuenta el diferente desarrollo de su personalidad, los tiempos de madurez propios de cada sexo y los estilos cognitivos que les caracterizan». Sin embargo, mucho más alarmante le parece a Isabel López, portavoz de los padres de Arroyo Meaques que denuncian esta situación, el hecho de que la Fundación Tiempos Más Nuevos, propague «contenidos homofóbicos a través de internet».López se refería a un artículo aparecido en la página web de la Liga Apostólica de las Familias -ligada a Tiempos Más Nuevos- en la que se afirma que «es posible» la terapia contra la homosexualidad, proponiendo una serie de presuntos consejos para eliminar de raíz la tendencia homosexual de una persona.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?